Pantallas ‘amigas’: cuando la IA ayuda a los niños a dominar las matemáticas y las clases magistrales | Tecnología

La Inteligencia Artificial (IA) tiene «el potencial de abordar algunos de los mayores deseos en la educación actual e innovar las prácticas de enseñanza y aprendizaje». Se trata de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Por tanto, la IA tiene como resultado que el sistema tradicional no se salve: ayudar a los más pequeños a desarrollar su máximo potencial a través de la personalización del aprendizaje en las áreas clave para su formación: matemáticas y comprensión lectora. Las disciplinas en las que el propio gobierno ha reconocido que no hay buenos resultados en las universidades españolas -como ha quedado demostrado una vez más en el último PISA Informe- y precisa de un plan de oferta.

“Las materias de primaria son importantes porque los niños que son buenos con los números se llevan bien en la escuela secundaria. Y, además, aquellos que sean buenos en matemáticas en el instituto serán buenos en el mercado laboral”. Algunas de las conclusiones extraídas hace más de una década por Greg Duncan, investigador de la Universidad de California, provienen de trabajos contrastantes sobre predicciones académicas. Duncan cree que la mejor arma para que una familia se asegure de que a su hijo le vaya bien en la vida es asegurarse de que la universidad tenga motivaciones relacionadas con las matemáticas.

Los alumni de Smartick llevaron un diario de una sesión en solitario de 15 minutos, adaptada precisamente a sus capacidades individuales, que completaron una evaluación inicial: ejercicios prácticos que tienen capacidad resolutiva, pero que, al mismo tiempo, suponen un reto adecuado para ellos en el momento presente. motivados mantendrán

Al mismo tiempo, la patronal española, preocupada por los malos resultados del país en la información PISA ⎯que continúan sin visos de mejorar⎯, proponen crear una herramienta capaz de adaptar el nivel de cada niño en matemáticas para proporcionarle la confianza necesaria para la hora del dominio de los números.

Gracias a Smartick, los padres se han ahorrado en cursos de formación, universidades, profesores privados y la preocupación del alumno por estudiar a sus pequeños.

Y parece que funciona. Un potente equipo de profesores e inteligencia artificial diseñado para adaptarse a la respuesta de cada niño ha conseguido que, al final de estos años, los kilómetros de antiguos alumnos de la Método inteligente ⎯así llama⎯ han visto cómo mejoran sus notas et disparace su ante ansiedad las matemáticas. No pueden depender de beneficiarios únicos. A los padres también les encantaron los cursos de formación, las universidades, los tutores y las inquietudes estudiantiles de sus pequeños.

Los primeros hijos del método están en la universidad, los estudiantes exigen títulos universitarios con promesas de salarios profesionales. Desde hace tres años, Smartick también ofrece un programa para una mejor lectura y comprensión lectora. Con IA, que permite adaptarse en tiempo real a las respuestas de cada niño, y con tutoriales interactivos, este método, diseñado para escuelas de 4 a 14 años, apoya a antiguos alumnos de todos los niveles: el poder de todos aquellos que avanzar más que los medios de comunicación de la clase y apoyar y dar respuesta a quienes tienen grandes dificultades para no quedarse atrás. El programa de lectura de Smartick es fundamental para aprender a leer y aprender el texto, porque desde hace dos años es un día que trae el ruido del colegio, precisamente para facilitar la comprensión del lector.

Los alumni de Smartick llevaron un diario de una sesión en solitario de 15 minutos, adaptada precisamente a sus capacidades individuales, que completaron una evaluación inicial: ejercicios prácticos que tienen capacidad resolutiva, pero que, al mismo tiempo, suponen un reto adecuado para ellos en el momento presente. mantenerse motivado. « Nos anciens élèves travaillent également sur l’espace, la constance, la supériorité de la frustration et l’autonomie, parce qu’ils insistent pour réaliser leur séance sans aide », explique Javier Arroyo, cofondateur de Smartick, sur les compétences clés aussi por la vida. Adecuado para todos los antiguos alumnos, el método también es muy eficaz para niños con necesidades educativas especiales, como TDAH, dislexia o discalculia, incluso con altas capacidades.

Aprendizaje basado en evidencia científica

El método integra los mejores métodos enseñados, basados ​​en evidencia científica. “Contamos con equipos didácticos muy potentes que permiten cargar diversos estudios educativos y filtrar de forma rigurosa los que mejor funcionan a nivel global. Tenemos ejercicios para los más pequeños inspirados en Montessori, pero también en el método Singapur, sin crear los estudios más clásicos que siempre han funcionado”, añade Arroyo. Otras ventas online te permiten hacer sesiones en el horario que las reservas todos los días. y sin salir de casa, lo que facilita la conciliación de las familias que reciben por correo electrónico los resultados de los ejercicios realizados.

Se trata de una investigación de mercado única que puede impulsar la lógica, el razonamiento y la programación.

Lo que aprenden los alumni siempre es el edil de educación que, en Smartick, lee en un periódico: “Nos aseguramos de aprender bien porque nuestras sesiones no deben ser una prueba continua. Así confirmamos que los antiguos alumnos dominan cada vez su conocimiento del nuevo lenguaje matemático y lector”, explica Arroyo. “Cuando se trata de actividad, gamificación y diseño atractivo, mantenerlos enfocados. Smartick está diseñado para garantizar la máxima atención durante los ejercicios, pero no para mantenerlos en pantalla más de 30 minutos”, añade.

Contamos con equipos educativos que estudian diversas actividades educativas y filtran aquellas que funcionan mejor a nivel global. Tenemos ejercicios para los más pequeños inspirados en Montessori, pero también en el método Singapur, sin centrarnos en los clásicos más clásicos que siempre funcionan.

Javier Arroyo, cofundador de Smartick

En medio del debate sobre el abuso de las pantallas entre los niños, este método de aprendizaje es una excelente opción para el mejor uso de la tecnología y la inteligencia artificial. “Familias que saben que tenemos claro que queremos mantener todas las puertas abiertas en el futuro de sus hijos. Odiar matemáticas te permitirá acceder a carreras tecnológicas, científicas, de ingeniería o a un uso un poco más sofisticado de los números. Y se utiliza una comprensión lectora bien desarrollada para todas las opciones, también para potenciar el pensamiento crítico y la creatividad”, añadió el cofundador del método.

Smartick ha incorporado contenido de codificación y pensamiento crítico en las sesiones de matemáticas y lectura, proporcionando un estudio pionero en la industria que refuerza la lógica, la razón y la codificación. Para ello contacté con expertos en filosofía para niños, que se unieron a un equipo de 100 personas con matemáticos, profesores, programadores, pedagogos, lingüistas y un departamento de atención educativa que da resultados a los hombres, pero Smartick también tiene el mejor uso de la inteligencia artificial. conscientes de la importancia del trabajo humano. Actualmente ofrece un período de prueba gratuito todos los días.